CONSEJOS PARA NO SUFRIR SINDROME POSTVACACIONAL

Síndrome postvacacional, todo lo que debes saber para evitarlo

 

Esta semana quiero dedicar este post a darte algunos sencillos consejos para que NO SUFRAS el temido “síndrome postvacacional”.   Las vacaciones llegan a su fin y toca retomar la rutina y obligaciones diarias de la mejor manera.

sindrome-postvacacional

 

 

 

 

 

 

 

¿Sabes? no tiene porqué ser tan malo, todo depende de como lo enfoques y de otros factores que quiero comentarte en este post.

Vamos a ello…

Primero debes saber exactamente de que estamos hablando cuando nos referimos al síndrome postvacacional.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Es un estado de estrés y depresión que algunas personas sufren después de sus vacaciones al tener que incorporarse a sus obligaciones diarias, bien sean profesionales, familiares o de otra índole.

despertador-fin-vacaciones

No existe consenso en la comunidad científica sobre su definición exacta, pero se cree que es producto de la creencia generalizada de que el trabajo es una actividad negativa, obligada y sacrificada. En las sociedades en las que el trabajo es considerado como algo creativo, con sentido por sí mismo y digno para el ser humano, el estrés postvacacional prácticamente NO existe.

¿Por qué se produce?

Se produce debido a tener que retomar nuevamente las responsabilidades y vida laboral después de las vacaciones, con los cambios de horarios que ello supone. Todos estos factores conforman un proceso de adaptación que en según que casos es más intenso que en otros, produciendo molestias psicológicas y/o físicas.

Básicamente se produce por el hecho de tener que habituarse nuevamente a las rutinas diarias.

sindrome-postvacacional

 

 

 

 

 

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Aunque depende de cada caso en concreto, en algunas circunstancias pueden agravarse hasta presentar casos de estrés agudos con todas las manifestaciones emocionales, del comportamiento y físicas que lo caracterizan. Mientras que en otros casos, únicamente se presentarán algunos de ellos. Los más comunes son:

  1. – Ansiedad
  2. – Malestar general
  3. – Depresión y falta de motivación
  4. – Sudoración
  5. – Falta de concentración y descenso del rendimiento.
  6. – Cansancio
  7. – Cambios de humor
  8. – Palpitaciones
  9. – Síntomas cardíacos y respiratorios

 

sindrome-postvacacional-mujer

 

 

 

 

 

 

 

Estos signos y síntomas de estrés los manifiestan con mayor frecuencia las mujeres, probablemente por desarrollar actividades en un entorno socio-familiar de mayor presión.

Muy pocos casos de estrés postvacacional precisan de tratamiento profesional. Para superar las molestias que ocasiona el retomar la rutina diaria, te recomiendo seguir algunas pautas dentro de lo posible.

COMO EVITAR EL SÍNDROME POSTVACACIONAL

El mejor remedio SIN DUDA, es la prevención. Sigue estos sencillos consejos y haz que tu vuelta al trabajo u obligaciones sea lo más placentera posible.

  • Programa tu regreso con tiempo. No es recomendable que regreses de tus vacaciones el día anterior a tu vuelta al trabajo. Tómate al menos un par de días para retomar tus rutinas.
  • Cuando te incorpores al trabajo, dedica un tiempo a analizar qué tareas tienes que hacer. Prioriza las más importantes u urgentes y comienza por las más sencillas y placenteras.
  • Te aconsejo que evites la siesta, al menos los primeros días, y procúrate ocho horas de sueño reparador por la noche. La falta de descanso provoca irritabilidad, mal humor, falta de concentración y apatía.
  • Modera el consumo de alcohol y cafeína. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que puede agravar los síntomas de apatía y depresión. La cafeína por su parte, agudiza los síntomas de estrés.
  • Haz que tu vida cotidiana te haga feliz, las vacaciones no son los únicos días en los que puedes Durante la semana encuentra momentos en los que puedas hacer tus actividades favoritas.
  • Organiza salidas los fines de semana. Diviértete y disfruta tu tiempo libre al máximo.
  • Ten una mentalidad positiva. No estés continuamente anclado en el pasado recordando las vacaciones. Céntrate en el aquí y el ahora. Tu día a día también tiene cosas muy buenas.
  • Y por último, ten paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero. Una vez adaptado a tus rutinas diarias los síntomas desaparecerán.
  • Espero haberte ayudado, y hacer que tu vuelta a casa sea lo más placentera posible.

     

    Saludos a tod@s

    Anna Baixench

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *